Los sonidos 

A pocas semanas de partir a Montreal a la  Redbull Music Academy 2016 –evento anual que reúne conferencias, charlas, exposiciones y performances musicales con variados artistas de vanguardia-  Ignacio Dacio aka White Sample  habló con nosotros. 

Supimos que a los seis años escuchaba cassettes de Michael Jackson, a los 11 tomó sus primeras clases de guitarra clásica y años más tarde formó bandas de punk en la época del colegio. Para cuando Ignacio tuvo 18 años se dio cuenta de que los pedales de la guitarra eléctrica lo fascinaban más que el instrumento, y empezó a modificarlos: le conectó cables, compró sus primeros sintetizadores y se puso a mezclar sonidos en fiestas.

Cuenta con varios logros a su haber:  ganó una residencia artística a través de la Bienal de Artes Mediales donde expuso un modulo de sintetizador hecho por él en el mítico Ars Electronica Center -Austria-, lo invitaron a Ircam ( Institut de Recherche et Coordination Acoustique/Musique) y también montó instalaciones interactivas –relacionadas a la música y a la tecnología– en dos versiones de Lollapalooza Chile.

Mucha de la música que le gusta –varía desde el techno clásico alemán al ambient y el glitch– no tiene sello y la encuentra en portales donde djs rumanos y austriacos comparten su música. Su inspiración: ruidos en la calle, sonidos extraños de películas que lo cautivan y las ideas y ruidos que le proporciona Zoe, su hija mayor.

Ignacio es un defensor del libre tráfico musical por internet. Recuerda sus primeros años de búsqueda en plataformas como Soulseek, Napster y Audio Galaxy, y las ventajas que eso significaba: “Te acordabas de un disco y alguien lo ripeaba y lo subía para que lo descargaras. Algo que era muy difícil de conseguir, un loquito al otro lado del mundo te lo grabó para compartírtelo”, cuenta.1186049_505698382841402_1198383216_n¿Cuándo empezaste en la música? De super chico,  cuando tenia seis años. Al principio escuchaba cassettes de Michael Jackson y de ahí como a los once empecé a tomar clases de guitarra clásica. Eran muy fomes, las odiaba así que decidí comprarme una tablatura de la típica feria de artesanía donde se encuentran tablaturas de Nirvana, ponte tu, y aprendí a tocar guitarra solo. En el colegio tenía unas bandas con amigos pero puro experimentos punk y rock, y mezclado con electrónica,  programaba las bases en el computador y copiaba un montón de discos y al final yo mezclaba eso y tocábamos guitarra encima. Bases más que nada, bien apuradas. Esas fueron mis primeras influencias electrónicas yo creo. Y después me pasó que tocando la guitarra eléctrica, empecé a comprar pedales y los pedales me gustaron más que la guitarra entonces  empecé a enchufarle más cosas para crear sonidos. Ya a los 18 empecé a mezclar música en fiestas de amigos. De a poco empecé con computadores, sintetizadores y compré la primera Drum Machine y samplers como a los 20.

¿Y en ese tiempo cómo lo hacías para buscar referentes? En esa época Soulseek era súper importante. Estaba Napster y Audio Galaxy también. En esos portales se comparte música de todo tipo y se conoce gente. Yo me hice amigos muy potentes de Rumania, de Londres, de Bélgica porque ellos tenían toda la música. Obvio que se hablaba de música la mayor parte del tiempo pero al final también se termina hablando de cualquier cosa, y ahí salían referentes súper buenos. Alguien decía “¿te acuerdas tal disco?” y decía “sii, lo tengo original, te lo ripeo”, y el loco lo ripeaba y lo subía para que lo descargaras. Algo que era muy difícil de conseguir, un loquito al otro lado del mundo te lo grabó para compartírtelo.

¿Podrías definir o encasillar la música que te gusta?  Soy abierto, pero igual me gustan más temas por el lado del Ambient, del Glitch, del Techno clásico bien alemán. No tanto Minimal ni TechHouse. Pero sí hartas influencias de pista de baile pero ojala mutante en alguna cosa.

Aparte de la música electrónica,¿qué otro estilo te gusta?  Todos los clásicos. Beastie Boys, Wu-Tang Clan, Pink Floyd, Radiohead, Bob Dylan, Leonard Cohen, cosas bien distintas igual, temas de la vida, elementales.

¿Cómo llegaste al diseño de sonidos y cómo se puede vincular eso a las artes mediales? Al diseño sonoro llegué por la música pero también por el cine; como me gusta harto el cine me fijo mucho en esa música incidental, los acordes pegados que están atrás o ruidos extraños de las películas de ciencia ficción. Desde Star Wars para adelante. Me fascinan los ruidos como los de robotitos. Para mi siempre fueron muy atrayentes esos sonidos entonces hacía sufrir un poco al sintetizador o el computador para sacar estos ruidos raros y de ahí empezaron a surgir proyectos con amigos que hacían cine, cosas para internet más que nada, clips con música y sound design.564663_346640138747228_223203753_n¿En qué minuto decidiste que la música iba a ser más que solo un hobby, que ibas a vivir de esto? O sea, siempre he pensado en hacer música hasta que muera, pero nunca he buscado que sea el sustento de mi vida. De hecho siempre he sido súper independiente y regalo todo por internet, subo todo gratis y de libre descarga. Soy de la volá que se reparta libremente la música. De hecho cuando tenía este grupo Paranoia con mis amigos, uno de los primeros Netlabels de Chile, y compartíamos todo. Gonzalo Ramírez,  nuestro amigo hacker que armaba la página, subía todos los discos. Ahí teníamos a gente de Chile, de Estados Unidos. Y después de eso nos separamos de Paranoia e hicimos otro Netlabel que se llamaba Glued, con otros amigos, y también teníamos músicos de acá, de Francia, Italia, de Estados Unidos, todo compartido; temas en AVP o LP de libre descarga. Nunca le buscamos plata. Para nosotros no se trataba de hacernos millonarios, lo entretenido era comunicarse con otros freaks, al otro lado del mundo, que estaban más menos en la misma onda, y compartir la música.

¿Cuál es la importancia que le otorgas a la experimentación en tu proceso creativo? 200%. La búsqueda y el error son lo fundamental. De hecho, lo que yo hago ahora se podría decir que estocar algoritmos; armo un sistema de cosas que están todas interconectadas y después lo dejo ser. Entonces en ese proceso es fundamental el error, porque empieza a evolucionar la cosa y se van moviendo variables pequeñas y van saliendo otras cosas que quizás no esperabas.Lo mejor que puede pasar es cuando salen esos errores que no te esperabas y que tienen esos sonidos que no estabas buscando y sean como “wow”.

1477625_556786087732631_1400181019_n

¿Armas o mejoras tus propios equipos?  El primer sintetizador que tuve se lo mandé a hacer a un genio de la electrónica que se llama Marco Antonio Cárdenas porque los que me gustaban eran muy caros. Me di cuenta que existía una oportunidad entonces fui formando un sistema; me contactaba con los que me vendían los módulos, y fui armando un stock para que la gente pruebe ahí mismo y se los lleve. Está creciendo de a poco. Ahora trabajo con 4 ó 5 marcas de módulos. Ideal para los que le gustan las máquinas análogas porque te enriquece mucho el sonido, es muy libre para trabajar.

¿Qué significa que el sintetizador sea análogo? Que la generación del sonido viene de un circuito con componentes físicos. Es un flujo de electricidad entonces la onda es totalmente suave, al cabo de un rato se empieza a poseer por el camino de la corriente, en cambio el digital no. La mezcla de ambas es lo mejor que puedes hacer, porque en digital puedes hacer cosas mucho más complejas y sin riesgos.

Desde que compraste tu primera máquina hasta ahora que estuviste en Austria, ¿cómo fue ese camino? Fui a Austria en el 2014 porque me gané una residencia artística a través de la Bienal de Artes Mediales y del CNCA, y fui invitado a Electrónica Center en Linz, pero me fui como artista medial. Me fui con un proyecto de electrónica, pero finalmente no hice el proyecto que llevaba, sino que hice otra cosa: desarrollé un modulito de sintetizador que es programable y que lo usé para hacer unas tocatas. Ahí me pidieron que hiciera una performance en el festival que hacen anualmente. Entonces me conecté con dos amigos que conocí allá e hicimos una performance entre los tres usando este modulito y después para el festival tocamos de nuevo una cosa que armamos por internet con gente del Future Lab que es la Ars Electrónica Festival. A Paris fui la última vez a tocar a través de Ircam, que es el centro de arte de Pompidou, en la parte de investigación y desarrollo acústico musical. Yo había ido a estudiar ahí en el 2012, a tomar un curso para aprender a usar Max SP, que es un programa para crear audio. Lo manejaba pero quería aprender más. Conocí mucha gente esa vez y por eso me invitaron a tocar al Ircam.

¿Ahora que vas al Red Bull Music Academy, qué expectativas tienes?  Van a haber mil cosas para hacer. Hay dos conferencias al día de distintos músicos de todos lados. Todas las noches hay presentaciones de los que están participando más los artistas invitados. Pero lo que más me interesa es que hay acceso a un mega estudio 24 horas al día. Hay como ocho estudios chiquititos equipados enteros y unos grandes de Red Bull que tiene hasta para grabar cuerdas. Yo quiero aprovechar y grabar y estar en el estudio haciendo experimentos. También quiero conocer gente para hacer colaboraciones con otros artistas que hagan otro estilo. Ponte tu, yo uso muy poco la voz entonces me gustaría cachar alguien que cante y hacer unos sampleos o lo que salga.

13501709_1015254195219149_2068561862336671280_n¿Cómo te contactaron para ir a hacer las instalaciones en Lollapallooza? Por la Bienal de Artes Mediales, yo hice una instalación con parlantes de todo tipo, como un monolito, y le puse unos botones con sampleados de las bandas que tocaban ese año.

¿Tienes más feedback afuera? Afuera totalmente. Hace poco fui a tocar a Austria dos veces y a Paris también y en esos dos lugares cuando salía a fumar un pucho afuera y se me acercaba la gente que estaba en la tocata los comentarios que me hacían eran así al callo. Nunca me había tocado gente que entendiera tan bien lo que había pasado, o lo que yo había tocado.

¿Cuáles sellos chilenos te gustan? Diamante Records, Discos Pato Carlos, como el Ale Paz y ellos. Son mega under pero música súper bailable.

¿Y qué sellos te gustan en general? Warp Records, Blackest Ever Black Records, Pan Records.

¿Cómo es tu día normal? Me levanto a las 6 am, dejo a las niñas en el colegio, después hago clases de tecnología en la Alianza Francesa hasta las 17:30, después según lo que tenga y en la noche en el estudio.

Haces clases de tecnología en el colegio, ¿tratas enseñarles por ahí la música a los alumnos? Muy poco, más que nada por el lado de la ciencia. Ponte tú, hacemos electrónica y armamos circuititos. Les enseño a hacer circuitos lógicos con LED y después les enseño Unchip (¿), que es un timer, con la que se puede generar una onda cuadrada. Entonces podí tener un oscilador básico pero lo puedes hacer sonar en distintas frecuencias y con eso armar un tecladito básico o jugar a hacer Drones.

419444_366792473398661_210167611_n

Por Emiliana Pariente.