El Dj, gestor musical -con 18 años de trayectoria- y conductor del programa radial Back 2 Back, Camilo Gil, hizo un repaso por la historia de la música electrónica chilena. Nos juntamos a conversar y escuchar música en el subterráneo de El Sofá (Barrio Italia), donde reivindicó la importancia de que “los djs toquen con vinilos” e hizo un llamado a las nuevas generaciones “a estudiar un poco más a la hora de enfrentar el proceso creativo”.

El Panorama ante nosotros

¿Cuál es tu visión de las nuevas generaciones de djs que trabajan en la escena electrónica nacional?

Me parece que cada vez es más fácil y no siempre para mejor. Actualmente un tipo puede ser un dj a los dos días después de haberse comprado un controlador de juguete en Ripley; se baja la música de un chat gratuito, sincroniza, maneja los cortes de frecuencia, y ya está mezclando.  Antiguamente era un ejercicio mucho más difícil. Había que elegir una coherencia musical, crear un paisaje sonoro, y yo creo que eso se ha perdido entre las nuevas generaciones.

En ese sentido. ¿Que opinión tienes de la revolución digital a la hora de mezclar música?  

Como primera cosa, te diría que para mí un dj tiene necesariamente saber tocar con vinilos, o un sistema que te permita ejercitar tu oído como “olfato”; en el caso del vinilo es completamente diferente al digital e incluso iría más lejos aún, porque al apoyar el arte del vinilo, no solo estás apoyando el soporte de la música, sino que también su distribución, y una serie de cosas relacionadas con la industria que uno como músico debería defender (…), me parece que llegar hoy con dos pendrive a poner música a una fiesta le ha quitado el valor agregado al oficio del dj, y su arte escenográfica, pero, así es la realidad hoy en día..

 Hablabas de los controladores. ¿Qué opinas? 
Para mí eso lo hacen los dj de juguete; como mínimo le pido a un dj que ocupe la oreja para mezclar. Calcular la métrica y la cuadratura es súper importante.
La tecnología es un ventaja y una desventaja a las vez.

Claro, por una parte les hizo un favor a las nuevas generaciones al facilitar el acceso al información, pero por otra, los limitó por completo; porque en la mayoría de los casos suelen tomar atajos y desconocen el esfuerzo del proceso creativo.

13907033_10154431211054461_7325037222588855261_n

Cultura electrónica chilena

 ¿Cómo comienza la historia de música electrónica en Chile?  

Los primeros antecedentes son las fiestas Barracuda que fueron pioneras en poner música techno los años 91, 92 y 93. Pero el 94 se produce un hito que me parece fundamental para entender toda esta historia: el eclipse en Putre, Arica. ¡Imagínate! A un pueblo perdido en Parinacota llegaron músicos como Ricardo Villalobos, Dandy Jack y el animal de Detroit:Derrick May. Yo creo que el eclipse solar marcó un precedente; un antes y después de la música electrónica en Chile. Después de esa fiesta mítica que impulsó a toda la cultura electrónica en Chile, Siddhartha (que ya tenia cierto nombre dentro de la escena) montó las fiestas en la discoteque Oz de Bellavista; reemplazando el papel que habían jugado las fiestas Spandex como espacio contra-cultural a comienzo de esa década. Y un año después, el 95, se crea la primera Open Rave en Chile en el Parque Forestal. Recuerdo que llegó Zikuta con tres cajas, dos tornamesas y puso a bailar techno a 3000 mil personas un domingo de diciembre con 35 grados de calor. Ese mismo año, la Blondie comenzó a montar fiestas electrónicas cuando DJ Adrián (hermano de Dandy Jack) empezó pinchar gracias allegado musical que le trajo su hermano desde Alemania. Ahí la cosa parte en serio. Y comienza “Maquina Music” los días jueves (conducido por Siddhartha), que se transforma en el primer programa radial de música electrónica en Chile.

 ¿Y cuándo comienzas tú a escuchar música electrónica?

Paralelamente, en la Radio Concierto, DJ Adrián tenía un programa los días domingo que se llamaba Electrozona:  ¡Ahí comencé a escuchar música electrónica en serio! Yo venía del hip hop, pero escuchando este programa todos los domingos, me fui enterando de todas las ramificaciones y posibilidades de este estilo musical. Y el 96 fui a las primeras fiestas techno y comencé a comprar música.

¿A qué disquería ibas? 

A la disquería Background cuyo dueño era Hugo Chávez (quien había vuelto hace poco de Inglaterra) y donde trabajaba Marcelo Umaña.

¿Y qué discos comprabas? 

Al comienzo compraba cosas de “puro mono”.Discos de Brian Eno, por ejemplo. ¡Yo lo que quería era aprender!

¿Y qué otras cosas consumías que tuvieran un correlato con la cultura electrónica? 

Para mí fue súper importante la película inglesa, “Trainspotting”. Recuerdo que la banda sonora traía el tema “Born Slippy” de Underworld; y a partir de esos referentes cinematográficos se fue generando toda la estética de la electrónica: lentes amarillos, pelo súper corto, poleras apretadas; ese era el look techno noventero.

¿Y en qué momento se comienza a popularizar la música techno en Chile?

Yo te diría que por esa época: el año 96. Después de la Blondie se abrió la discoteque Planet en la calle San Diego y la gente iba a bailar desprejuiciadamente. Pero más que baile, lo que sucedía era euforia. Y el dj en esa época era el catalizador de esa euforia colectiva. Y yo creo que eso fue fundamental. Porque antiguamente el dj era un tipo que estaba encerrado en una caseta poniendo música como quién chequea mails. Con la llegada de la música electrónica, el dj pasó a ser el cura de la misa o el chamán de la tribu.

¿Y en qué momento aparece la Casa Club? 

Tengo una anécdota que nunca olvido. Recuerdo que fui con mi hermano (Ignacio Gil, ingeniero en sonido, dj y productor)a ver una película francesa “LA HAINE” (Recomendada por Eddie Pistolas de Pánico), que en ese entoces trabajaba en la disquería de Rolando Ramos en Providencia. Fuimos a mi querido Cine Arte EL BIOGRAFO, y cuando salimos,nos fuimos caminando a Bellavista, en una noche calurosa de verano, viendo graffitis, que aun no borraba el alcalde Alcaino,  bombas de mi amigo Sick, del Zekis, de un desconocido Shine y del del Grin, y me acuerdo que de repente escuchamos a lo lejos el sonido de música “HOUSE” que provenía de un local. Nos acercamos, y estaban los hermanos Rodrigo y Pablo Castro con Sergio Lagos haciendo la primera prueba de sonido de la Casa Club.

¿Y qué importancia le otorgas a la Casa Club en el desarrollo de la música electrónica? 

Lo que pasa es que hasta ese momento la música electrónica transcurría en lugares de manifestaciones masivas como open raves o locales como la Blondie y la Planet, pero con la aparición de la Casa Club el 97, se conforma el espacio del club de nicho; es decir, el lugar para escuchar y bailar música en un ambiente más piola con tres ambientes: arriba en el piso central (house-techno con Luciano), el piso de abajo, en el segundo piso, que se llamaba Salón Social, y que era un lugar donde el dj no necesariamente tenía que mezclar sino que a veces pinchaba mambo y música freak (el lugar donde todas las minas iban a bailar), y abajo en el sótano ponían drum and bass y trip hop (Fat Pablo y Men T Zero); y con todo esto se crea el primer club de música electrónica en Chile.

 ¿Y la aparición del club La Feria? 

Eso se produce a fines de los noventa, en el Barrio Portales, casi una picasa con mas onda que un bar de Londres, asiduos como el Rumpy, etc etc… es así cuando surge el que, a mi juicio, es el pilar de la música electrónica en Chile. En 1999, el Club La Feria parte con sus dueños (Carlos Cornejo y Cristián Poblete), quienes se desligan de la influencia de la conexión de los músicos chilenos exiliados en Alemania – Ricardo Villalobos y compañía- e introducen el Tech House en Chile. Los primeros años de La Feria parten en el Barrio Yungay para después cambiarse a la Casa Constitución, cerca del zoológico, que había sido el local emblemático en los años ochenta donde tocaban músicos de folclore de protesta como Schwenke y Nilo, y a veces una fiesta piscolera entretenida con las sister groove, el zikuta, o algun dj estacionario que le diera vida a la noche, y por lo demás de muy buena manera. Pero hacer hincapié en el tratamiento y cuidado que los dueños tenian con la música, el amor por el culto antes que la moda era fascinante. Entrar a las 4 am, escuchar a mi amigo Marcelo Umaña, pinchando un tema de Nil Hess, o de Pete Moss, ya te decía de algo de ese baile “No PUCHANJENSAP”, si no de una cadencia y fraternidad entre los asistentes, cosas que ni en pedo se ven hoy en todo tipo de clubes.

 ¿Y musicalmente cuál es el aporte de La Feria? 

Era una experiencia auditiva más sofisticada y eso se veía reflejado en la preocupación por el sonido, la iluminación y el mobiliario; todo contribuía a que La Feria fuera el mejor lugar de música electrónica en Chile y donde la gente iba no solo a escuchar música sino que a buscar estilo. Pero la Feria post 2011, también genera en el sentido del confort, a pesar de tener mucho vip y mucha luz, algo muy cómodo; el dueño, muy buen empresario, ha hecho del club el más top de estos años, con otro talismán y enfoque pero va bien de todas formas.

 ¿Y cuándo se produce un bajón en la escena? ¿Coincide con el cambio de milenio? 

El año 2000 se crea un club que se llamaba Tantra Lounge en la calle Ernesto Pinto Lagarrigue con un concepto más basado en la vida social y el negocio que en la música. Y eso coincide con el éxodo de Chile de una serie de djs pioneros en la música electrónica como Luciano. ¡Ahí toda se va al carajo! Desde el año 2000 al 2003. Son pocas las fiestas y decaen las visitas importantes de músicos electrónicos y djs. En rigor, fueron años muertos. De hecho, por esa época me retiré de la música. Me puse a trabajar en publicidad, la cual es mi carrera profesional de la cual vivo no solo en Chile y me dediqué a pasarlo bien con mis amigos fuera del circuito 8, esos inolvidables vasos de pisco de una marca que decía Campeon – regular – amateur etc, etc, jajaja, recuerdos borrosos.. Recién el 2005 volví a las pistas cuando fui al festival Earthdance que se realizó en Isla de Maipo.

¿Y en qué momento se revitaliza la escena? 

Cuando un puñado de djs comenzó a tocar en locales como El Sofá y El Subterráneo.  Ahí se empezó a a generar una mayor conciencia de la cultura electrónica. El 2004 llega Creamfields a Chile y todo la escena vuelve a crecer.

13434681_10153512827056356_3148665093698824286_n

Investigación y difusión cultural

¿Y personalmente, de dónde surge tú interés por rescatar la historia de la música electrónica chilena? 

A mí siempre me gustó ser un ratón de biblioteca. Yo me puedo pasar noches enteras metido en discogs.com (que es el almanaque donde está toda la música electrónica) navegando y profundizando en la obra de un artista que me interesa. Y es esa investigación la que me ha permitido profundizar en la electrónica como fenómeno musical y movimiento cultural. También echo de menos la falta de disquerías y la comunión que se producía antiguamente entre los músicos al compartir la información de los discos que cada uno compraba. ”Hoy la tecnología (como dijo Ricardo Villalobos hace poco) resulta nociva porque nivela para abajo ¡Cada día es más fácil acceder y pinchar música! Todo el cariño por el digging, por la investigación musical, se ha ido perdiendo”.

¿Crees que todo tiempo pasado fue mejor? 

No, pero soy un tipo sensible que sigue vibrando al conversar con la gente, compartiendo música, y que siempre quiere seguir aprendiendo., como también de las nuevas generaciones que saben de música.
¿Y qué nuevos descubrimientos has tenido en el último tiempo? 

Yo estoy pegado con la que hacía el dj Larry Levan en los años ochenta (en una discoteque que se llamaba Paradise Garage que fue la continuación del Estudio 54 de los años setenta en Nueva York) cuando mezclaba temas de funk con disco (con el pitch súper lento) y le metía house a su set, es absolutamente alucinante.

 Back 2 Back  ¿Cómo llegaste a la radio? 

Después de producir las fiestas Cosmocity en el Subterráneo donde trajimos a Daniel Bell (leyenda de la escena techno de Detroit y precursor de la escuela minimal techno) me di cuenta que la escena estaba colapsada por eventos así que opté por un stand by. Y estaba en ese proceso contemplativo cuando me llamó un amigo y me hizo la oferta para comenzar con el programa Back 2 Back el 2013.

¿Cuál es el objetivo de Back 2 Back ? 

Básicamente, culturizar a la gente con respecto a la música electrónica. Mi partner Nicolás Allendes que, más allá de conocer la historia de la música electrónica en Chile, él la vivió. De hecho, Allendes bailaba en las fiestas Spandex: con eso te lo digo todo. Bueno, el caso es que nosotros ya llevamos más de un año y medio, y alrededor de 140 programas al aire.

¿En que te encuentras actualmente? 

Tras mi gira por EUROPA (Casi 3 meses) y haber conocido a uno de los que a mi juicio, es uno de los djs más importantes: Ruben Solar, que junto a otro crack de la nueva escuela de valencia llamado Alexander, hemos estado trabajando en la creación de un algo importante en formato de acetato redondo que pronto saldrá ala aire jejee (…). Hemos estado conversando ya que tuve de manera silenciosa pero bombástica 13 fechas en el viejo continente, dentro de Festivales – Fiestas – Sunsets y After hours en lugares como Barcelona, Montpellier , París, Londres, Amsterdam, Berlin, Bucharest, Mamaia, entre otros. Tocar con gente como Brett Johnson – Dandy Jack – Chica Paula – Argenis Brito – Sebastián Tag – Manoo -Negru – Raresh – Luca Ruiz – Bohn – ufffff imagínate para mi primera vez y sin el apoyo de Nadie, solo con mi convicción y mis vinilos, que me traje 96 para una colección que es mi vida y ya va por los 1700, jeje. Bueno, a todo esto, produzco la creación de un sello de vinilos propio en donde se dignifica a la gran vieja escuela de culto, y se deja al tapete lo nuevo que esta sonando dentro de Sudamérica-Europa, y que de seguro es único en un especie en el cono sur, y la península ibérica. Ya hablamos con ídolos como Chris Carrier – Nick Holder – Swayzak – Mark Ambrose – Jorge Zamacona – Dan Bell – Huckaby – y de la nueva escuela los Jay Bliss – Popoviciu – Sakro – Djebali – Brandab – Cinelli entre otros, con un feedback a prueba de balas. Y quería comentar que con familia española ya estamos en tres sellos de vinilo para el 2017, en un trabajo al cual denominamos de “ninja“, en sello de 12”, tales como ANDES MUSICUNLOCK (Argentina) – BLABLA (Holanda), y en conversaciones para DEEP VIBES (Alemania), mas feliz que la cresta con este nuevo paso de solidificación.

Por otro lado, estoy en un trabajo de bookings con mis amigos de la V región que le dan vida desde este Domingo a Playa Capital, un proyecto muy arriesgado como y la vez hermoso, con personajes clave de la zona desde hace 20 años

Cuéntanos lo que se viene a futuro

Bueno tal como te decía, producto de mi viaje de casi tres meses por Europa, volver con furia a la producción, gestión, y a causa de un accidente en Chile ( fractura de hombro ) hacer, producir bastante material musical.
Volver a los siempre interesantes bookings con gente y pioneros de la electrónica en el mundo, y también nuevos talentos, y por que no con las fiestas CosmocityVolver a mi casa CIGARRA.FM, con un espacio de dos horas los Lunes, llamado Mondeep, dedicadas al deep house y el deep techno, con sesiones de djs y amigos de todo el globo terraqueo, de la vieja escuela y la actual.
El 2017 volver con mas fuerza que nunca con mi brazo derecho y chaman espiritual Nico Allendes en nuestra cruzada radial Back 2 Back.
Y por ultimo una noticia en formato 12 pulgadas que va ayudar mucho a la familia musical en Chile en un cruce con España (jeje risas).

Aparte de todos tus proyectos, hay algo muy importante para Sudaméricacuéntanos de RTS.FM

Es uno de los desafíos mas grandes que hemos tomado en conjunto con mi gran amigo y socio, Jimi, Dj de la vieja guardia dub y minimalista en Chile, en donde vimos y notamos un vacío grande en torno a la cultura musical, y rescatar las música en un aspecto mas atmosférico y detallista, es así como a nuestro juicio la radio estación streaming mas importante de Europa (en la cual me presenté en Bucharest), cae en nuestras manos con la labor de culturizar siempre a través de los vinilos, y exportar al planeta sesiones en lugares diferentes clubes para que el mundo entero diga que en Chile pasan cosas. Hay respeto, cultura, y así han pasado grandes como Chris CarrierMihai PopoviciuRick WadeBrett Johnson – Daze Maxim – y lo mejor del batallón chileno, con amigos de toda una vida como el Pompi Vivanco, el Chaman Umho, Foschino,  nuevos valores como la gente de Diamante Records (Klauser – Rivera), los súper Cigarra Boys (Valdivia – Natalia Pastor), y con la ayuda técnica del Pato Salinas y su equipo de Dj School, Logitech, Clubes como La Feria, el Santo Remedio, y en especial el Candelaria que fue el primero en creer y apoyar esta idea cultural de exportación que el 8 de Noviembre cumple 3 años, con un invitado muy importante desde Londres, y así todos juntos digamos:#musicamasquefiesta.

Por último: ¿Cuál es a tu juicio el legado del programa radial? 

Te lo repito: yo creo que la misión fundamental del programa es culturizar a la gente, y por ese motivo nosotros hemos optado por rescatar a los pilares de la música electrónica en Chile. Por ejemplo, nos interesa hablar con personajes como Marcelo Umaña, con los dueños del club La Feria, y ojalá algún día podamos hablar con todos los tipos que de algún modo han sido fundamentales en la consolidación de la cultura electrónica nacional.